Las Concejalías de Seguridad y Sanidad advierten de los riesgos de chimeneas y estufas

Fecha:

Categorias: Concejalía Sanidad, Noticias

Las Concejalías de Seguridad y Sanidad advierten de los riesgos de chimeneas y estufas

  • Es aconsejable un mantenimiento adecuado de las instalaciones de gas y calderas, puesto que su mal uso podría ocasionar graves intoxicaciones o incendios.

Por ello, el Ayuntamiento de Pinoso advierte a la población del riesgo que supone un mal uso de chimeneas y braseros, calderas e instalaciones de gas, ya que podrían ocasionar intoxicaciones por monóxido de carbono, que en ocasiones van acompañados de llamas.

El monóxido de carbono (CO) es un gas asfixiante que tiene la particularidad de ser inodoro, incoloro e insípido, lo que impide detectarlo con los sentidos.

Desde las Concejalías de Seguridad y Sanidad recuerdan que la causa más frecuente de las intoxicaciones es la mala combustión en sistemas de calefacción que funcionan con combustibles vegetales como carbón, leña, cisco o, últimamente, pellets de madera, braseros, estufas, hornos de leña… Además también se ha vigilar el funcionamiento correcto de instalaciones domiciliarias de gas, calderas y calentadores.

Para prevenir intoxicaciones es fundamental mantener una ventilación adecuada de los espacios y evitar colocar ese tipo de aparatos en dormitorios. Además, hay que revisar las chimeneas de las instalaciones de calefacción que las empleen (hornos, estufas de carbón o leña…).

Cuando los aparatos de gas estén en funcionamiento, verificar el color de la llama, ya que cuanto más azul sea su color será más perfecta la combustión.

PREVENIR INCENDIOS

Para prevenir un posible incendio la primera medida es procurar que personal especializado revise, cada año, las chimeneas, limpiando los tiros y comprobando que estos no estén en contacto con madera, ni tengan fisuras los tabiques. También es recomendable disponer de un detector de incendios y un extintor portátil a mano.

No se deben colocar alfombras delante del fuego ni mobiliario con ropa que pueda prender. Es recomendable instalar pantallas de protección y nunca dejar la chimenea o el brasero encendido por la noche. También es importante evitar que los niños jueguen cerca del hogar y acercar al punto de calor ropa, juguetes, muebles, cojines…

Los aparatos de calefacción que funcionan con electricidad también pueden originar un incendio. Por ello es recomendable no tener cerca cortinas, ropa de cama, alfombras, etc. y no dejarlos enchufados sin supervisión.

Por último, ante el más mínimo indicio se deben abrir puertas y ventanas para facilitar la entrada de oxígeno y la desaparición del gas venenoso y llamar al 112.

EVITAR DEPOSITAR LAS BRASAS EN CONTENEDORES

Además, desde la Concejalía de Seguridad se insiste a la ciudadanía para que evite depositar en contenedores de basura los restos de fogatas, brasas de braseros y chimeneas, para evitar destrozos, ya que cuando arde un contenedor puede afectar a las viviendas o vehículos colindantes, así como a personas o al tendido eléctrico.

Te puede interesar