Aprobadas dos modificaciones de crédito por vía de urgencia para no demorar el pago de facturas

Fecha:

Categorias: Destacados, General, hacienda, Noticias

Aprobadas dos modificaciones de crédito por vía de urgencia para no demorar el pago de facturas

El Equipo de Gobierno ha llevado a pleno dos asuntos urgentes en forma de modificación de crédito, en ambos casos la urgencia se ha tramitado por ser el último pleno del año y decidir que es preferible hacer frente a los pagos antes de finalizar el ejercicio.

Las modificaciones ascienden a 11.600€ en el caso de los intereses a pagar SUMA y 40.652€ por el pago de la tasa de rechazo de Vaersa.

En el primer caso el consistorio debe pagar el importe de 11.600€ antes de finalizar el año para llevar a cabo la compensación financiera de anticipos de la recaudación voluntaria de SUMA, cuantía que se extrae de un remanente que existe de la partida de personal de obras y servicios y seguridad social.

La edil de hacienda ha explicado que antes de cobrar la totalidad de los impuestos y tasas que SUMA gestiona a lo largo del año (IBI y otras exacciones municipales), suele avanzar una cantidad a los ayuntamientos, aunque los intereses han subido mucho este año. “Nos enteramos el 30 de octubre y hasta ayer no se acabó de preparar el expediente firmado y con todos los pasos. Entendimos que debíamos presentarlo en este pleno para pagar antes que acabe este ejercicio, y así evitar que se convierta en un extrajudicial”.

En el segundo caso se trata de asumir el pago que deriva de la Ley de residuos y suelos contaminantes y de la cual consta que se debe pagar 30 euros por tonelada por la tasa de rechazo de Vaersa. La factura asciende a 40.652 euros que el consistorio debe sufragar antes que acabe el año.

Según ha explicado la edil de hacienda, “había dos opciones, esperar a acabar el año y que la factura entre en extrajudicial, o buscar el crédito antes del pleno de hoy como asunto urgente y ver de dónde sacamos el dinero”.

Tras un estudio desde el área de hacienda para conocer de forma concreta del capital que podían utilizar, asumen parte del presupuesto y un remanente en Servicios Sociales para decidir hacer frente a estos pagos.

La edil de Servicios Sociales, María José Moya, explica que el sobrante se debe a que el consistorio, consciente de que se dotan determinadas partidas por encima de las necesidades cuyo caso es el de esta área. A través de la técnica, valoran el presupuesto hasta final de año, las ayudas concedidas y demás y asumen que pueden conceder parte de su presupuesto y asegurar los servicios en el departamento. Tal y como ha explicado la edil la Ayuda a Domicilio se dotó de 90.000 euros en ayudas y 40.000 en PEIS, tras el estudio es viable ceder el montante necesario y que el área siga contando con 15.000 euros para cerrar el año con todo cubierto.

Una vez realizadas las modificaciones, la edil de hacienda, Silvia Verdú ha explicado que quedan en esas partidas otros 10.000 más por si acaso hubiera una necesidad urgente que cubrir.

Te puede interesar