En las próximas horas, el reloj de la Torre volverá a marcar el paso del tiempo en Pinoso

Fecha:

Categorias: Noticias

En las próximas horas, el reloj de la Torre volverá a marcar el paso del tiempo en Pinoso

  • Los trabajos de pintura en el interior del emblemático edificio están prácticamente finalizados.

Las campanas de la Torre volverán a sonar en breve tras estar parado el reloj de Canseco desde el pasado 26 de noviembre, una vez concluyan las labores de rehabilitación de la pintura interior.

Los episodios de lluvias de este año contribuyeron a incrementar los problemas de condensación y humedad en el edificio, por lo cual las concejalías de Obras y Patrimonio decidieron tomar cartas en el asunto y trabajar conjuntamente para mejorar el estado de conservación tanto de la torre como del reloj mecánico.

Primero se intervino en la cubierta, saneando parte del enlucido de cemento y sellando las grapas de hierro que sostienen las columnas del campanil de hierro, que se han impermeabilizado adecuadamente.

Además, se ha procedido a retirar la capa de pintura plástica en la planta donde se encuentra la maquinaria del reloj, ya que era la zona más afectada por las humedades, siendo sustituida por otra transpirable, que se ha usado para remozar el aspecto de todas las plantas, respetando los espacios que conservan algunas inscripciones destacadas que merece la pena conservar.

Para el edil de Obras, Raúl Pérez, “eran unos trabajos que hacían falta, porque desde que se realizó la restauración del edificio en 1998 no se había intervenido y la pintura plástica estaba generando un gran deterioro en las paredes superiores”.

Como destaca el edil de Patrimonio, César Pérez, esta intervención viene a completar otras realizadas recientemente, ya que “hace pocos meses colocamos unas mosquiteras en las ventanas y el acceso al campanil para contribuir a que el edificio respirara y reducir la condensación que ha provocado los desprendimientos de la pintura. También se ha utilizado un deshumidificador, pero al continuar el problema se ha convenido que lo mejor era eliminar la dañina pintura plástica y utilizar la más adecuada para evitar que vuelva a suceder”.

Acabados estos trabajos se procederá a descubrir la maquinaria y las pesas de las protecciones que han evitado que se mancharan de pintura, así como las piezas de madera y los suelos.

En breve se llevará a cabo una revisión y ajuste de la maquinaria del reloj, para que continúe marcando por muchos años el transcurrir del tiempo.

 

ÁLBUM DE FOTOS

Te puede interesar