El alcalde de Pinoso asiste en Monóvar al inicio de la exhumación de los cuerpos de 26 fusilados en la Guerra Civil

Fecha:

Categorias: CEMENTERIO, Noticias

El alcalde de Pinoso asiste en Monóvar al inicio de la exhumación de los cuerpos de 26 fusilados en la Guerra Civil

Hoy lunes, 10 de agosto, ha comenzado la exhumación, en el Cementerio de Monóvar, de los cuerpos de 26 personas fusiladas al final de la Guerra Civil por el bando franquista. De todas ellas tres eran de Pinoso, siendo enterradas en una fosa común junto a otras víctimas de Elda, Petrer, Monóvar, Sax y Salinas.

Por ello, el alcalde de Pinoso, Lázaro Azorín, junto a la archivera municipal Clara Pérez, se han acercado a lo largo de la mañana para visitar el desarrollo de estos trabajos, que se prolongarán a lo largo de este mes, con el fin de conocer de qué manera los llevará a cabo la empresa de arqueología y paleontología Drakkar Consultores S.L.

Desde que se anunció que abriría esta fosa común, el Ayuntamiento de Pinoso ha prestado su colaboración con la búsqueda de los familiares de las tres víctimas pinoseras que se sabe están enterradas en ella, José Herrero Pastor, José López Guill y Andrés Tortosa Gil, rastreando a través de los datos que aporta el censo histórico de la población y buscando referencias sobre su procedencia o relacionadas con el matrimonio o la descendencia, con el fin de averiguar si están interesados en recuperar sus cuerpos.

Se trata de una exhumación financiada por la Generalitat Valenciana y por ello esta histórica jornada se ha iniciado con un acto que ha reunido a la consellera de Memoria Histórica, Rosa Pérez, con los arqueólogos encargados de los trabajos de exhumación e identificación, representantes políticos y técnicos del ayuntamiento monovero y familiares de los represaliados.

Estas exhumaciones son un acto de justicia con las víctimas y con sus familiares, como recoge la ley de Memoria Histórica de 2007 en su artículo 4.

Se cree que podrían recuperarse entre 19 y 26 cuerpos. Las pruebas ADN harán que puedan identificarse y relacionarse con los familiares que llevan tantos años reclamando poder darles una sepultura digna.

Estos datos convierten esta fosa de represaliados en la mayor de la comarca, puesto que la plaza de toros de Monóvar sirvió de lugar de apresamiento en la contienda civil y en ella se celebraron numerosos consejos de guerra.

ÁLBUM DE FOTOS

Te puede interesar